viernes, 18 de junio de 2010

Informacions sobre el bosc

Los ecosistemas forestales














España tiene una superficie arbolada de 14.732.247 ha.
Teniendo en cuenta que la superficie total de España es de 50.478.782 ha, los bosques representan el 29 % de todo su territorio.

Un bosque no es un grupo de árboles, es un ecosistema caracterizado por la predominancia de estos vegetales, un ecosistema complejo en el que los diferentes elementos que lo forman (árboles, arbustos, animales, hongos, bacterias) tienen un papel fundamental y están íntimamente relacionados unos con otros.

Como componente de la biosfera, el bosque cumple una serie de funciones ecológicas básicas. Además de todas estas funciones, también hay que tener en cuenta las asociadas con el aprovechamiento de los bosques como recurso y el gran valor sociocultural que tienen para los seres humanos.
















Las lombrices, los hongos y las bacterias realizan una importante labor de reciclaje y de enlace entre el mundo mineral y la planta.

Una reproducción en que se muestran los diferentes componentes del suelo — roca madre, grava, restos vegetales— permite ver al mismo tiempo las actividades de las lombrices, su importancia y las diferentes capas de suelo.

Los árboles













Los protagonistas principales de estos ecosistemas son los árboles y por eso se les dedica el segundo apartado. Los árboles son seres vivos pluricelulares, vegetales y leñosos que ocupan el estrato más alto de la vegetación.

El tronco y las ramas actúan de estructuras de apoyo y transporte de sustancias entre la parte aérea y la parte subterránea. En las hojas se producen la fotosíntesis y la mayoría de los intercambios de gases y agua con la atmósfera. Por lo tanto, su importancia es esencial.

Se estima que las aproximadamente 250.000 hojas que tiene un roble adulto elaboran el 90 % de la materia orgánica de todo el cuerpo del árbol.
Al mismo tiempo, los árboles son los que regulan la entrada de luz y la humedad, dan alimento y cobijo a plantas y animales, sujetan el suelo y proporcionan material para la formación de humus.


El bosque de España
Es el tercer ámbito de la exposición. En él se explica que España es el país de Europa con mayor biodiversidad, riqueza que también se evidencia en la diversidad de flora existente. 18 especies arbóreas de las más representativas de Cataluña son las que se exhiben en este espacio, incluyendo una colección de hojas, semillas y frutos, así como de utensilios fabricados con la madera de los bosques que el público podrá ver.

Árboles singulares

A su vez, en todas las regiones hay árboles singulares, reconocidos por la gente gracias a una característica o una historia concreta; es el caso de los cinco ejemplares que acoge El bosque:
«o Avó» de Chavín (Lugo),



















el castaño de Can Cuc, en el Montseny (Barcelona);



















«lo Parot» de Horta de Sant Joan (Tarragona),



















«la Terrona» de Zarza de Montánchez (Cáceres)


















y el «Gernikako arbola» de Guernica (Vitoria).


















Bosque y ser humano
Qué productos se extraen y cómo afecta la influencia del ser humano a este ecosistema según el uso que haga de él centran los temas del último apartado de esta exposición: «Bosque y ser humano».

El uso de los bosques de la Península Ibérica ha pasado por diversas etapas desde las primeras intervenciones prehistóricas y romanas. Uno de los principales usos de la madera ha sido la construcción de naves, especialmente desde el inicio del comercio con América.

En el siglo XVIII, la explotación de los bosques para la realización de naves cambió la configuración original de estos ecosistemas para siempre.

A partir de esa época, los bosques experimentaron una intensa intervención del ser humano, lo que provocó la reducción de las masas forestales a causa de la explotación de la madera para finalidades constructivas y como fuente de energía.

A partir de la segunda mitad del siglo XX, la actividad forestal se fue reduciendo gracias a la implantación de nuevas fuentes energéticas y al uso de nuevos materiales de construcción, lo que ha permitido el incremento de la superficie forestal actual.


Algunos datos globales
  • La superficie de bosques en el mundo es de unos 4.000 millones de hectáreas, aproximadamente el 30 % del total de la corteza terrestre.
  • Entre 1990 y 2005 el mundo perdió el 3 % de su superficie forestal.
  • Más de la mitad de los bosques del mundo se encuentra en Rusia, Brasil, Canadá, Estados Unidos, el Congo, China e Indonesia.
  • En la década de los noventa, la pérdida de superficie boscosa fue de 8,9 millones de hectáreas por año. En los cinco primeros años del siglo XXI, la pérdida neta fue de 7,3 millones de hectáreas por año, un área equivalente a la superficie de Sierra Leona o Panamá, o lo que es lo mismo, 200 km.² al día, unos 4.000 campos de fútbol diarios.











El text està tret d´una pàgina de la xarxa.

2 comentarios:

  1. Isa acabe d´acabar un treball sobre la estepa.
    Mireia

    ResponderEliminar